miércoles, 22 de octubre de 2014

Migas de harina



Hace un par de domingos fui a visitar a mi sobrina +Elisabeth Barroso Varo a su casa y después de un rato charlando me dijo que iba a hacer migas para la comida pero se había dado cuenta de que no tenía pan duro. Le propuse que las hiciera con harina, de ese modo comenzamos una discusión de como se preparaban las migas, conversación que acabó en clase de cocina. Para eso es mi sobrina "pequeña", o no?...
Las migas son un plato típico de los pastores de casi toda España y Portugal, con la que se aprovecha el pan duro, aunque en la zona de levante, concretamente en Murcia y Almería se suelen preparar con sémola de trigo o harina común, dicen que esta forma de cocinarlas quizá provenga del cous-cous en la época de Al-ándalus, pero en los territorios cristianos se hacía con pan, torreznos y otras partes del cerdo para diferenciarlo de la comida árabe y judía.
Vamos a preparar unas migas con harina de trigo común.

Ingredientes:

  • 500g de harina
  • 4 dientes de ajo
  • 150g de tocino ibérico
  • 200g de chorizo
  • 1 pimiento verde
  • Aceite de oliva
  • Agua
  • Sal
Comenzamos cortando el tocino y el chorizo en trozos pequeños


En una sartén con el fondo de aceite de oliva caliente echamos los ajos sin pelar


Pasados un par de minutos añadimos el chorizo y el tocino


Y luego el pimiento cortado a trozos


Cuando esté listo lo retiramos todo a un plato dejando el aceite en la sartén


A continuación añadimos un poco de harina a la sartén para que ligue con el aceite


Echamos medio litro de agua y removemos bien


Ahora incorporamos el resto de la harina y añadimos sal


Con la ayuda de una espátula de madera vamos moviendo hasta formar una pasta



Ponemos el fuego fuerte y seguimos moviendo la masa, cortándola con la espátula, veremos como va cambiando de forma.


Continuamos cortando y moviendo sin pausa unos 20 minutos y acabará con este aspecto


Cuando veamos que esta listo  rectificamos de sal y agregamos el resto de ingredientes


Seguimos removiendo 5 minutos más y lo tenemos.


Emplatamos y a comer.






Bon appetit.